CIPESS estadísticas infantil infantilización pobreza

INFANTILIZACIÓN DE LA POBREZA

Utilizando el conocido apotegma oficialista que dice que de aquello de lo que no se habla no existe, el estado (es decir el INDEC) ha dejado de medir la pobreza y la indigencia en nuestro país desde mediados de 2013.-

                               Sin embargo, tomando los datos oficiales de esa época y comparándolos con un trabajo de campo de 2014, la ONG cordobesa “Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales” (CIPPES), a través de su Observatorio de la Pobreza, ha producido un importante trabajo que tiene una dramática conclusión.-

Los datos más relevantes del informe, indican:

1.     Estimado a mediados de 2014, la tasa de pobreza de niños y adolescentes (0 a 17 años) es mayor que la de la población en general.- Los habitantes en general sin límite de edad, tienen una tasa de pobreza del 31,46%, mientras que la de niños y adolescentes llega a un 46,26%.-

2.     46 de cada 100 niños y adolescentes son pobres en Argentina, lo que comporta un total de 5,96 millones de ellos.- Además, el 11,92% de los mismos viven en la indigencia, o sea 1,53 millones de niños.-

3.     Entre junio de 2013(5,11 millones) y junio de 2014 (5,96 millones) es decir un año, los niños y adolescentes pobres aumentaron en 857 mil.-

4.     Entre junio de 2013(1,19 millones) y junio de 2014 (1,53 millones) la pobreza extrema (indigencia) aumentó en 347 mil niños y adolescentes.-

                               Otro dato significativo es la comparación entre los niños nacidos bajo el régimen kirchnerista (hasta once años) con los datos de los años 90.- En este caso se tomarán sólo los datos del Gran Buenos Aires, porque en esa época el INDEC sólo medía ese sector.- EL CIPPES, indica:

1.     A diciembre de 2013, el 37,8% de los niños de hasta 11 años del conglomerado Gran Buenos Aires,  viven en la pobreza.-

2.     Entre 1991 y 1995, ese valor alcanzaba al 26% de los niños, y entre 1996 a 2000, a 39%.-

                         Estos últimos datos exponen que no se han obtenido logros significativos durante el gobierno Néstor y Cristina, a pesar de sus políticas sociales, cómo la Asignación Universal por Hijo y otros programas, por lo que una vez más se demuestra que los planes sociales no son suficientes para sacar a un pueblo de la pobreza.-

                         En suma, con dolor debemos concluir que en la Argentina de hoy, la pobreza tiene rostro de niño.-

                                                              Jorge Eduardo Simonetti
Jorge Simonetti
<p>Jorge Simonetti es abogado y escritor correntino. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Nordeste. Participó durante muchos años en la actividad política provincial como diputado en 1997 hasta 1999 y senador desde 2005 al 2011.</p> <p>Se desempeñó como convencional constituyente y en el 2007 fue mpresidente de la Comisión de Redacción de la carta magna. Actualmente es columnista en el diario El Litoral de Corrientes y autor de los libros: Crónicas de la Argentina Confrontativa (2014) ; Justicia y poder en tiempos de cólera (2015); Crítica de la razón idiota (2018).</p>
https://jorgesimonetti.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *