energía eléctrica facturas caras subsidios tarifazo

LUZ: FACTURAS CARAS Y NUEVO TARIFAZO

SUBSIDIOS ENERGÉTICOS

“El aumento en las facturas de luz será del 130% para los correntinos”

Gobernador Valdes, El Litoral

*El tarifazo del 130% anunciado y la quita de subsidios, amerita de las autoridades provinciales una información detallada y entendible, para la gente común sepa porqué paga tan cara la luz y cuales son los componentes nacionales y provinciales del costo de la factura.

**El populismo energético es una de las razones del porqué Corrientes paga siete veces más cara la luz.

***Debe diferenciarse con claridad las responsabilidades nacional y provincial en el costo de la factura.

                               En Corrientes la luz nunca fue barata como lo es en la ciudad de Buenos Aires y su conurbano desde hace varios años, ¿ud. sabe por qué?

                               El gobernador Valdes advirtió que se viene un tarifazo del 130% para el mes próximo. Lo que no aclaró es si el mismo se debe exclusivamente a incrementos en la generación dispuestos por Nación o si tiene además un componente provincial producto del nuevo Cuadro Tarifario local 101-A, establecido por Resolución Dpec 594/22, Resolución Epre 22/22 y aprobado por Decreto Provincial 1656/22, que contempla aumentos en tres etapas: la primera desde el 27 de junio, la segunda desde el 27 de julio y la tercera desde el 1° de agosto.

                                Conocer los precios que pagamos en nuestras facturas, es una tarea casi imposible. Pero más difícil la hacen los funcionarios responsables del área, por su mensaje confuso y nunca detallado.

                               Con la gran movida de inscripción de usuarios para el mantenimiento de los subsidios y el anuncio del gobernador del tarifazo próximo, me temo que la Dpec debería formular muchas más aclaraciones y precisiones de las que normalmente realiza.

                               Buceando en la web como simple usuario (con las debidas disculpas si incurro en algún error técnico), llegué a las siguientes conclusiones sobre el punto del esquema tarifario de cada provincia:

1°) El costo mayorista de la energía eléctrica, que es la que Camessa factura a cada distribuidora provincial (en Corrientes, la Dpec), es exactamente igual en todo el país.

2°) El precio al público de la energía para cada jurisdicción es fijado por su propia empresa distribuidora, en nuestro caso la Dpec.

3°) Las facturas que pagan los usuarios son absolutamente disímiles en el país. En las Provincias, incluyendo Corrientes, la luz sale entre cinco y siete veces más cara que en CABA y conurbano bonaerense.

4°) Si el precio mayorista es igual en todo el país, la pregunta del millón es: ¿cuál es la razón para que en Corrientes se pague siete veces más cara la luz?

5°) La respuesta parece sencilla: en nuestra provincia, la DPEC fija la tarifa.  Al costo de la energía mayorista que debe pagar a Camessa (nacional), le suma el costo provincial de distribución a los usuarios, con más impuestos y tasas.

7°) En la factura, se establece genéricamente el costo del KWh, pero no se desagrega lo que corresponde a generación y transporte (Camessa) de lo de distribución (Dpec).

                               Hasta aquí todo muy bien, pero “el chancho no aparece”: ¿por qué en Corrientes pagamos siete veces la luz más cara que en Buenos Aires?

                               Respuesta: a un mismo precio de la energía mayorista (costo subsidiado, obviamente), la Provincia le agrega sus propios costos de distribución e impuestos y fija un cuadro tarifario.

                                En cambio, en CABA y conurbano bonaerense, la Nación  quitó a las autoridades locales la facultad de fijar tarifas y desde 2019 congeló las mismas. Conclusión: mayor cantidad de subsidios nacionales para los porteños y bonaerenses (Edenor y Edesur), que tienen la luz a un precio regalado, y que obviamente sostenemos todos con nuestros impuestos.

                               Establecido ello, nos queda aclarar lo que se refiere a la disminución de los subsidios y su segmentación. Lo único subsidiado en el precio de la luz es la generación, que corresponde a la Nación. Es por ello que Camessa factura a las provincias (dato de noviembre de 2021) un precio de 1760 $/MWh, cuando el costo es de 5.000 o 6.000 $/MWh. La diferencia lo aporta el tesoro nacional en forma de subsidio.

                               De tal manera, queda determinado que los correntinos sólo tenemos el subsidio nacional por generación. El costo de distribución, que corresponde a la DPEC, y los impuestos, se cobran tal cual, es decir pagamos lo que resulta.

                               Las facturas son caras y los rubros de la boleta no reflejan el detalle de lo facturado. En ella no se especifican los valores de distribución (no subsidiados por DPEC) tampoco los de generación (subsidiados por Nación) y, obviamente, no se especifica el monto o porcentaje del subsidio.

                               Un detalle para apuntar es que nunca se publican los números del análisis de costos (cuya comprensión sea accesible al usuario), más allá de la formalidad de la audiencia pública y de la mención de la ecuación general. Entonces, a la gente común le resulta imposible saber cuánto es el componente nacional y el provincial en el precio final.

                                Así las cosas, con la quita de subsidios anunciada por Nación, en función de una segmentación de la población por ingresos, las autoridades provinciales se apuraron en recomendar las inscripciones correspondientes. En setiembre, además, habría fuertes aumentos de la energía de origen mixto (provincial y nacional).

                               En la conferencia de prensa del ministro del área y del interventor del organismo energético, olvidaron aclarar el alcance de los subsidios en relación con el precio total de la factura en Corrientes. Ningún usuario sabe porque tendrá que pagar lo que anunciaron con la quita de subsidios.

                               Teniendo en cuenta que la luz es un insumo esencial para la vida diaria, pero a la vez ingresa como uno de los gastos más elevados en función de la canasta familiar, resulta indispensable requerir de las autoridades provinciales mayor nivel de información, un detalle más preciso, un desagregado de rubros y, lo que resulta fundamental: que todo ello vaya especificado en la factura que corresponda a cada domicilio.

                               Si en nuestra Provincia, siempre pagamos la luz más cara, por tener menos subsidios, sin dudas que los incrementos por quita de subsidios deberían ser mucho menores para nosotros. Es una cuestión matemática. No en balde los correntinos venimos hace años pagando un costo tarifario casi siete veces superior. Llego el momento de aclarar, y disminuir el impacto tarifario.

                               Las generalidades con que las autoridades energéticas provinciales elaboran su discurso ya no alcanzan. El pueblo quiere saber y para ello, boleta canta, discursos no.

                               El propio Aun, es un experimentado funcionario de hace más de veinte años y profesional de las ciencias económicas. Cuando expresó en la conferencia de prensa que lo que hace la Dpec es simplemente trasladar los costos que le comunica Camessa, sabe que está diciendo una verdad a medias, porque no aclara cuánto corresponde a la generación y transporte, cuánto a la distribución y cuánto al subsidio que se va a retirar.

                               Estamos en momentos dramáticos económica y socialmente. Nadie puede mirar para otro lado, menos aún los que tienen la responsabilidad de administrar la cosa pública. Las generalidades no son suficientes.

                               Que la Nación venga a los tumbos no es excusa para que la Provincia no cumpla con sus propias responsabilidades, con la claridad que nos merecemos en un sistema republicano.

                                    Dr. JORGE EDUARDO SIMONETTI

*Los artículos de esta página son de libre reproducción, a condición de citar su fuente

 

 

 

 

 

Jorge Simonetti

Jorge Simonetti es abogado y escritor correntino. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Nordeste. Participó durante muchos años en la actividad política provincial como diputado en 1997 hasta 1999 y senador desde 2005 al 2011.

Se desempeñó como convencional constituyente y en el 2007 fue mpresidente de la Comisión de Redacción de la carta magna. Actualmente es columnista en el diario El Litoral de Corrientes y autor de los libros: Crónicas de la Argentina Confrontativa (2014) ; Justicia y poder en tiempos de cólera (2015); Crítica de la razón idiota (2018).

https://jorgesimonetti.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top