Alberto Nisman Atentado amia Bonadío Cristina Kirchner masacre Memorandum de Entendimiento

IRANÍES CONDENADOS A CADENA PERPETUA POR ATENTADO A LA AMIA

CONTRAFÁCTICO, UN RESULTADO IMPOSIBLE
 “Ver lo que tenemos debajo de nuestras narices requiere de un esfuerzo constante”
George Orwell
                               A las 18 horas del viernes pasado, ingresaron a prisión los cinco iraníes condenados a cadena perpetua por la justicia de nuestro país, por haber planeado y ejecutado el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994, que dejó el lamentable saldo de 85 muertos.-
                               Pasaron más de veintitrés años, fracaso mediante de la administración Menem y del entonces juez a cargo Juan José Galeano (hoy enjuiciados por ello), hasta que la ex presidenta argentina Cristina Kirchner, en razón de la firma del Memorándum  de Entendimiento con Irán en los primeros meses de 2013,   posibilitó la extradición de los implicados y su posterior enjuiciamiento y condena.-
                               El fiscal especial AMIA, Alberto Nisman, se destacó en el juicio, presentando un conjunto abrumador de pruebas que señalaron la culpabilidad de los acusados.-
                               Distribuidos entre los penales de Ezeiza y Marcos Paz, purgarán su condena los iraníes Moshen Rezai, ex jefe de la guardia revolucionaria; Ali Fallahian, ex ministro de inteligencia; Moshen Rabbani, ex agregado cultural; Ahmad Vahlidi, comandante de las fuerzas QUDS; y Ahkmad Asghari, ex secretario de la embajada de Irán en Argentina.-
                               La ex presidenta fue tapa en todos los medios,  reconocida mundialmente, por haber destrabado el juicio y posibilitado la extradición y condena de los responsables del atentado más sangriento que sufriera nuestro país.- Timerman también fue objeto de reconocimiento por su impecable tarea diplomática.-
                               Por fin, luego de tanto tiempo, los muertos podrán descansar en paz, sus familiares cesarán en su peregrinaje de reclamar justicia, y la nación dará por cerrado el capítulo tenebroso de un hecho que conmovió sus mismas bases de convivencia.-
                               Hasta aquí, lo contrafáctico, lo que no sucedió, lo que nos quisieron hacer creer que sucedería con la firma del Memorándum con Irán, un “resultado” que pretendieron venderle al pueblo argentino, como en aquellos cuentos o aventuras infantiles, en los que el lector elige el desarrollo y el final.-
“Si tiene cuatro patas, mueve la cola y ladra, seguro es un perro”.- Y tal cual, el Memorándum con Irán cumple con esos requisitos, es entonces un perro, un engaño al pueblo argentino que debió advertirse a simple lectura de su texto
                               La realidad es otra, y la actualidad tiene otro color.- Cristina es procesada y pedido su desafuero, Alberto Nisman fue asesinado luego de acusar a la ex presidenta  de traición a la patria y encubrimiento de la masacre, y la justicia argentina estuvo años paralizada en razón del acuerdo con Irán.-

                               Tres días hábiles, apenas tres,  son los que necesitó el fiscal de casación Javier de Luca para cargar el arma argumental y darle el tiro de gracia en la cabeza a la denuncia de Alberto Nisman contra la Presidente y el Canciller por encubrimiento en la causa AMIA.- Sólo completó el trabajo que iniciara el juez Daniel Rafecas y que continuara la cámara federal de  Jorge Ballestero y Eduardo Freiler.- La denuncia de Nisman ya se encontraba en el piso, indefensa, herida de muerte, no fue difícil rematarla .-
                               En tres meses, ya asesinado Nisman, su denuncia fue archivada, hasta que por fin, cambiado el gobierno, se rescató la causa y está en pleno trámite.-
                               Es que el resultado contrafáctico que relatamos, es una fantasía imposible de concretar, apenas un telón rosa del acto de conspiración política y jurídica más formidable jamás visto, que en términos prácticos se tradujo en el encubrimiento liso y llano del asesinato de 85 compatriotas y en el magnicidio de Nisman.-
                               Muchos no quisieron ver lo que se presentaba tan evidente, prefirieron creer la novela rosa pintada por el gobierno.- Al decir de Orwel, lo que es más evidente requiere de mayor esfuerzo para comprenderlo.-
Néstor Kirchner se ocupó en agilizar la causa AMIA, designando a Alberto Nisman como fiscal especial.- Cristina se ocupó en encubrir a los acusados iraníes, siendo la responsable política del magnicidio de Nisman, ocurrido poco después que la denunciara
                               Desde esta columna, reiteradamente sostuve que el texto del Memorando con Irán, suscripto por el Poder Ejecutivo y aprobado por el Senado, constituye intrínsecamente un delito.-
                                Con la simple lectura nos damos cuenta que:
a) Si se creó la “Comisión de la Verdad”, a sabiendas de la prohibición constitucional de juzgamiento por “comisiones especiales”, se estuvo condenando el proceso a su más absoluta nulidad.-
b) Si se pactó que la única “verdad” sería la que determinara la comisión, la investigación de la justicia argentina que fundamentó la probable autoría iraní quedaría reducida a la nada.-
c) Si se obligaba a los jueces argentinos a interrogar a los acusados en Teherán, lugar dónde no tienen jurisdicción, probablemente no hubieran logrado compeler su comparencia.-
d) Si se impedía la actuación de la justicia argentina mientras estuviera funcionando la Comisión de la Verdad, sin plazo alguno, se estaría pateando la cuestión “sine die”, lo que sería un “pagadios”.-
e) Si se acordó, selectivamente, que el Memorándum entraría en vigencia una vez aprobado por los parlamentos de ambos países, salvo el levantamiento de las alertas rojas de Interpol a favor de los acusados iraníes, no es difícil deducir que su principal objeto era salvarlos de la persecución penal.- Irán nunca lo aprobó.-
f) Si se compartía la investigación con un régimen internacionalmente calificado como “terrorista”, cuyos funcionarios están acusados directamente de ser los responsables de la masacre más grande en perjuicio de ciudadanos argentinos, se sabía de antemano el previsible final del proceso.-
g) Si por decisión de la presidenta se clausuró la actuación de los jueces en la continuidad de la investigación de la masacre, se había violado la prohibición constitucional  de inmiscuirse en cuestiones judiciales.- De hecho, la Sala I de la Cámara Federal, por tales razones, declaró la inconstitucionalidad del acuerdo, por lo que hoy es letra muerta.-
Las varias causas que pesan sobre Cristina por sustracción y lavado de miles de millones de dólares, son insignificantes ante la acusación de encubrir la masacre de la AMIA
                               “Si tiene cuatro patas, mueve la cola y ladra, seguro es un perro”.- Y tal cual, el Memorándum con Irán cumple con esos requisitos, es entonces un perro, un engaño al pueblo argentino que puede advertirse a simple lectura de su texto.- Lo peor de todo es que, hoy se sabe, la justicia para estos 85 compatriotas muertos, fue cambiada por la promesa comercial de miles de millones de dólares para nuestro país.-
                               Los fundamentos del Juez Bonadío, hay que leer su resolución, son muy sólidos para procesar a Cristina y Timerman.- Estoy en desacuerdo, en cambio, con la prisión preventiva y el pedido de desafuero, siempre sostuve (lo hice en el caso Milagro Sala y Amado Boudou) que no se configuran los requisitos previstos por el ordenamiento procesal para la detención de los procesados,  previa a la sentencia definitiva.- Aunque a muchos no les guste ni puedan creer, todavía gozan de la presunción constitucional de inocencia.-
                               Dada la composición del Senado, seguramente el desafuero no procederá y Cristina permanecerá libre y en su banca, junto a muchos senadores que, a mi juicio, son cómplices en el delito de encubrimiento al haber votado el Memorándum con Irán.-
                               Fue mucho ver a una Cristina jugando su papel de víctima, con cara compungida, casi sin maquillaje, una colita como peinado y sin joyas.- No es la Cristina que conocemos.- Gracias a Bonadío, pretende agitar su martirologio para recuperar un poquito de aire político, escaso con su derrota electoral y la división del bloque peronista en el Senado.-
                                                           Jorge Eduardo Simonetti
*Los artículos de este blog son de libre reproducción, a condición de citar su fuente
                              
                              

Jorge Simonetti
<p>Jorge Simonetti es abogado y escritor correntino. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Nordeste. Participó durante muchos años en la actividad política provincial como diputado en 1997 hasta 1999 y senador desde 2005 al 2011.</p> <p>Se desempeñó como convencional constituyente y en el 2007 fue mpresidente de la Comisión de Redacción de la carta magna. Actualmente es columnista en el diario El Litoral de Corrientes y autor de los libros: Crónicas de la Argentina Confrontativa (2014) ; Justicia y poder en tiempos de cólera (2015); Crítica de la razón idiota (2018).</p>
https://jorgesimonetti.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *