10 años de la reforma clientelismo Constitución de Corrientes dirigencia mediocre reforma constitucional de 2007

LA BOLSITA DE MERCADERÍAS LE GANÓ A LA CONSTITUCIÓN

CONSTITUCIÓN DE LA PROVINCIA DE CORRIENTES

Por JORGE EDUARDO SIMONETTI
Presidente de la Comisión de Redacción de la
 Convención Constituyente de 2007


 “Hay muchos tibios, hay muchos hipócritas, pero todos nosotros tenemos que defender la Constitución y el orden republicano…todos vamos a ser responsables el día que no tengamos libertad; los que no vieron, los que no escucharon, los que no se dieron cuenta, los que teniendo responsabilidades y liderazgos no actúan, los que son tibios por comodidad o por interés personal, etc. Yo prefiero la Resistencia y que me digan lo que me tengan que decir, pero saber para mi conciencia y para la historia de la Argentina que yo defendí la libertad y la Constitución” (Lilita Carrió)
                               Hoy se cumplen 10 años de la promulgación de la reforma constitucional de 2007, es decir que la nueva Constitución de la Provincia de Corrientes cumple una década de vigencia.-
                               Por esas casualidades del destino, en esta semana se sucedieron dos acontecimientos relacionados con el funcionamiento de la república y el estado de derecho: el domingo, las elecciones municipales de la Capital; hoy, una década de vigencia de la nueva Constitución.-
                               El intendente, el vice Intendente, los concejales, son el poder constituido, su mandato deriva de la forma primigenia, los poderes constituyentes (la Convención Constituyente), que creó en 2007 el Título Tercero “Gobierno Municipal” (arts. 216 al 236), inserto en la carta magna provincial.-
                               Afortunadamente la reforma, en el capítulo de las Comunas, resultó un avance cualitativo en la existencia, funciones y facultades del Estado Municipal, consolidando de manera contundente las autonomías de los gobiernos locales.-
Hoy nos rige la Constitución redactada en 2007
                               De tal manera, las elecciones del domingo, los meses previos de campaña, y la parva de candidatos, son el producto de nuestra norma madre, y deberán actuar los electos en función de las reglas básicas que la misma les fija.- Tassano, Lanari, los concejales, son una circunstancia,  un tramo, en el devenir histórico de la ciudad, la permanencia está dada por la regla madre constitucional.-

                               Resulta paradójico que en una Provincia como la nuestra, una de las catorce que dieron nacimiento a la nación, cuyos hijos dejaron sus huesos en las luchas por la independencia y el federalismo, y en la gesta de Malvinas, lo secundario pase a ser lo principal, y lo principal se olvide absolutamente.-
                               Tras una extensa campaña electoral, en la que se gastaron millones de pesos, que ni siquiera fueron rendidos de manera previa, en la que se repartieron bolsas de mercadería en los barrios y otros enseres “a rolete”, con un clientelismo pavoroso digno de mejores causas, que generó la participación de los cuánto funcionario nacional, provincial y municipal anduviera cerca, que fue cubierto de manera intensiva y hasta sobreactuada por el periodismo vernáculo, todavía siguen los ecos del comicio del 4 de junio.-
                               Para la elección, los poderes del estado pusieron grandes cantidades de dinero, por vía directa e indirecta,  por derecha y por izquierda, obviando normativas y rozando muchas veces los límites de la ilicitud.-
                               Pero, por incongruencia patológica de las mentalidades utilitarias de los que manejan los resortes del Estado, ningún poder del mismo hace acto o recordación alguna sobre los 10 años de la nueva Constitución Provincial.-
Ningún poder del estado fue capaz de conmemorar los diez años de la promulgación de la reforma más importante de la historia moderna de Corrientes
                               Ni el Poder Ejecutivo, a cuyo titular le permitió por primera vez un segundo mandato consecutivo, ni el Poder Legislativo (al que nada le costaba cambiar un jueves cultural por un jueves constitucional), ni el Poder Judicial, que se benefició con el mayor número de cambios (Consejo de la Magistratura, Jurado de Enjuiciamiento, doble instancia electoral, etc), fueron capaces de conmemorar el acontecimiento más republicano que pueda hacerse hoy en Corrientes.-
                               Ningún acto, ningún discurso, ninguna recordación oficial mereció nuestra Carta Magna, por lo menos que el autor de este artículo se haya enterado o fuera invitado en su carácter de Presidente de la Comisión de Redacción de la Convención Constituyente de 2007.- No se hubiera gastado un solo peso por parte de la Gobernación, la Legislatura o el Superior Tribunal de Justicia.-
                               Y si nos ponemos a reflexionar, no hubo “olvido” ni nada parecido.- Es el reflejo más fidedigno de lo que es y cómo piensa el subdesarrollado ámbito institucional correntino, los que ocupan los sillones de los poderes estatales, que han llevado obviamente a esta Provincia al lugar tremendo y lamentable de atraso y pobreza.-
                               Y vale en toda su flagrancia, la comparación entre las flacas bolsitas de mercadería que se repartieron a diestra y siniestra en las elecciones del domingo pasado, con ese pequeño librito de 50 páginas que contiene nuestra historia, nuestras normas fundamentales y nuestra dignidad como correntinos que buscamos algo más que la dádiva facilista.-
La Constitución de la Provincia, tiene para la clase política correntina menos importancia que las bolsitas de mercadería que se afanaron en repartir el domingo
                               Y piensa la política que la bolsita, con una yerba, un paquete de fideos, una salsa de tomate y alguna otra cosa más, llena el estómago un día, pero con eso alcanza para instalarse cuatro años en los mullidos sillones del poder.- En cambio, el pequeño librito de la Constitución no se come, entonces no tiene importancia en una provincia, con una clase dirigencial   de eunucos intelectuales y tullidos éticos.-
                               Quiero decirle a mis comprovincianos, aunque me comprendan las generales de la ley, que la Reforma Constitucional de 2007 tal vez haya sido el más importante acto constituyente en la historia moderna de la Provincia de Corrientes, y que sirvió de modelo para las reformas que se produjeron con posterioridad en otras Provincias.-
Aunque los dos terminen en “ismo”, aquí vale más el clientelismo que el constitucionalismo, y así nos va
                                Importantes normas, como el principio del equilibrio fiscal, condiciones para la toma de empréstitos, publicidad de los actos de gobierno, respeto del orden constitucional, responsabilidad de los funcionarios de una intervención federal, iniciativa y consulta popular, derechos de la familia, de niños, niñas y adolescentes, de la ancianidad, de las personas con discapacidad, de la igualdad de género, del consumidor, del ambiente, de los recursos naturales, del amparo, hábeas corpus y hábeas data, la doble instancia electoral, la ampliación del períodos de sesiones legislativas, el carácter constitucional e independiente del Tribunal de Cuentas, Defensor del Pueblo, Fiscalía de Investigaciones Administrativas, sistema de elección del Poder Ejecutivo, Consejo de Magistratura y Jurado de Enjuiciamiento para los jueces, mayor autonomía a los Municipios, fueron algunas de las importantes instituciones que se introdujeron hoy hace exactamente diez años.-
                               Pero nuestra política, muy evidentemente, le da prioridad a los propios intereses de un carguito, una prebenda, cuatro años en el sillón (o quince como están algunos), por encima  del texto más importante de nuestro ordenamiento jurídico, al que sólo  utilizan cuándo de defender sus privilegios se trata.-
Una institucionalidad tullida, una dirigencia ignorante, una ética eunuca, sólo nos permite sobrevivir, nunca progresar cualitativamente
                               Y así se sigue construyendo la Provincia de Corrientes, la de la bolsita de mercadería y la chapa de cartón, para que nunca abandone los primeros lugares en los  índices de  pobreza, de marginalidad, de desesperanza.-
                               Es cierto, el librito de la Constitución no se come, pero es el que te da esperanza, dignidad, ciudadanía,  futuro.- Es el librito que no le conviene a los poderosos de turno, porque les pone límites a su poder, y le da derechos a los que no tienen poder.-
                               Si ni el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial han conmemorado los diez años de la nueva Constitución Provincial que nos rige, es que algo no va bien.- Y a mí, lo confieso, me duele en el alma.-
                                                                       Jorge Eduardo Simonetti
*Los artículos de este blog son de libre reproducción, con la condición de citar su fuente
                              

Jorge Simonetti
<p>Jorge Simonetti es abogado y escritor correntino. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Nordeste. Participó durante muchos años en la actividad política provincial como diputado en 1997 hasta 1999 y senador desde 2005 al 2011.</p> <p>Se desempeñó como convencional constituyente y en el 2007 fue mpresidente de la Comisión de Redacción de la carta magna. Actualmente es columnista en el diario El Litoral de Corrientes y autor de los libros: Crónicas de la Argentina Confrontativa (2014) ; Justicia y poder en tiempos de cólera (2015); Crítica de la razón idiota (2018).</p>
https://jorgesimonetti.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *