diario el litoral entrevista federalismo impuesto a las ganancias periodistas región nordeste Presidente Macri

LUCES Y SOMBRAS DE UNA ENTREVISTA HISTÓRICA

PRESIDENTE MAURICIO MACRI

 “Gobernar es pactar; pactar no es ceder”
(Gustave Le Bon, psicólogo francés, 1841-1931)
                               No recuerdo, tal vez los haya habido, un Presidente que haya concedido entrevistas exclusivas a medios y periodistas del interior, menos aún de la región norte, la de mayor índice de pobreza y la de pocos habitantes en relación al peso electoral del país.-
                               El escaso interés político de nuestras provincias, acentuado por la reforma constitucional de 1994 que cambió el sistema de elección presidencial, ha provocado la espaciada presencia de los candidatos en sus recorridas de campaña, privilegiando la región central en la que se concentran los votos grandes.-
                               Cristina apenas asomó sus narices en contadas ocasiones, a pesar de sus dos mandatos consecutivos.-
                               En ese contexto,  la caída geopolítica de nuestra zona nordeste en comparación con el todo, tiene necesariamente un efecto espejo en la obra pública y en los recursos de coparticipación.- De allí, a liderar los índices de pobreza hay un solo paso, y ese paso hace rato ya lo hemos dado.-
                               Es por ello que el mérito del Diario El Litoral, nuestro diario, y el de los colegas participantes, es doble no sólo por el logro periodístico, sino por haber posibilitado que la más alta autoridad nacional ponga su mirada en esta región postergada y hable de sus problemas, circunstancia que a veces ni nuestros mismos gobernantes locales lo han conseguido.-
Un logro que marca un hito fundamental en el periodismo de la región
                               Confieso, no obstante, que la entrevista con el Presidente Macri, luego de haber leído las páginas 4 y 5 del diario en su edición del día miércoles pasado, me han dejado un sabor agridulce en la boca, una primera dulzura que se acentuó por su disposición democrática a hablarnos en directo de nuestros propios problemas, pero que fue entremezclándose con la acidez que ganaba terreno a medida que se desarrollaban las respuestas.-

                               No se me escapa el cambio drástico en la topografía política del país en este año último.- Después de doce años en que había que recorrer un corto y plano sendero de única mano, para ir desde la voluntad política (Presidente) hasta la decisión institucional (Congreso), en los doce meses últimos el camino entre ambas referencias necesarias para gobernar,  se convirtió en uno largo y sinuoso, con subidas y bajadas, con obstáculos impensados.-
                               Bastaba un gesto de Cristina para que todo el esquema institucional, dominado por el oficialismo justicialista, se pusiera a su servicio y cumpliera a rajatabla su voluntad.- Hoy, muchos de ellos que aún conservan frescas las heridas en sus lomos marcados con tantos latigazos recibidos sin chistar, cambian la pasada cobardía por la impostura de defensores demagógicos de la voluntad popular.-
                               Lo que antes Cristina conseguía con sólo mover un dedo, Macri debe negociar, convencer, conceder, regalar, entrar en un toma y daca que a esta altura, en lugar de reforzarlo, muestra el costado más patético del sistema democrático.-
                               La entrevista fue rica en matices y en variedad de temas.- Se habló del diálogo institucional, de negociación política, del déficit fiscal, de los piquetes, de la deuda pública, de la reducción de la pobreza, del impuesto a las ganancias, y también se tocaron temas específicos de la región y en particular de Corrientes.-
El Presidente demuestra con ello una actitud federalista difícil de encontrar en ese nivel
                               Dijo textualmente: “Corrientes necesita conectividad; lo único que tiene ahora son los caminos destruidos y está aislada del resto del país”.- Una definición exacta pero horrorosa, que coincide con un informe de la propia Vialidad provincial, que hace poco  dijo que en nuestra Provincia no se pavimentó un metro más de caminos comparado con 1983.-
                               Descreo que con el Plan Belgrano, todavía en penumbras y con escasas concreciones, vaya a venir la solución para nuestra postergada provincia.- Macri no parece tener pensado cambiar la dinámica centralista por una mayor federalización de recursos, entonces tal vez nos mande un poco más de pavimento, pero no alcanzará para neutralizar  la pobreza endémica de estos pagos.-
                               “El gobierno que sólo paga sueldos, no aporta”, dijo como ignorando  que en los sectores periféricos del país poco más se puede hacer que pagar sueldos, en medio de economías regionales estancadas  e infraestructura obsoleta.- Ni gas natural tenemos en buena porción del territorio.- Aunque, reconozcamos, tenemos parte importante de culpa los locales.-
Por más  hormigón que nos entregue el Plan Belgrano, no alcanza para sacar a la región de su atraso endémico, producto de la discriminación kirchnerista y la centralización de recursos
                               En la entrevista, el Presidente Macri habló con los mismos conceptos que le conocemos.- Con algo de desazón, sigo advirtiendo que quienes hoy nos gobiernan presentan un catálogo de buenas intenciones, ratifican una metodología dialoguista, un comportamiento democrático casi extremo, pero defeccionan en la accióny en la exhibición de planes de gobierno.-
                               Con esa suerte de pragmatismo iniciático que los caracteriza, con resbalones casi elementales en la instrumentación de medidas necesarias (actualización de las tarifas de los servicios, impuesto a las ganancias), hoy veo al gobierno corriendo detrás de los acontecimientos y con una exagerada voluntad para negociar antes que para tomar decisiones.-
                               Es cierto que en la puja por el impuesto a las ganancias, el gobierno queda como víctima de una conjura armada por un engendro entre kirchneristas, ex kirchneristas y la izquierda, en un proyecto de ley irresponsable, demagógico y hasta mal confeccionado.-
Definitivamente no deben ser Massa y el kirchnerismo los que le fijen la agenda al gobierno
                               Nadie le quita el sayo, sin embargo,  de la promesa incumplida y de haber sido sorprendido por una jugada que se intuía como probable.- Falta de reflejos, imprevisibilidad, amateurismo para enfrentar a la política profesional,  colaboradores que aparentan no dar la medida y que exponen innecesariamente al Presidente.-
                               Estimo que Macri, en la entrevista, vuelve a ratificar su principal virtud: una vocación democrática a toda prueba, el diálogo como instrumento fundamental de gobierno, el sistema republicano como modo normal de funcionamiento social.- Todo lo contrario del régimen pasado, en el que la decisión autocrática rebasaba todo el andamiaje institucional.-
                                Pero me temo que el gobierno nacional paga un costo político mayúsculo cuando a toda costa pretende buscar consensos dónde no hay contraparte con voluntad para ello, y que en el esfuerzo por alcanzarlo va dejando jirones de su autoridad.-
El país necesita que Macri consolide su gestión, sin dejar jirones de autoridad presidencial en función de una política de cesión constante
                               “Gobernar es pactar; pactar no es ceder”,dijo el psicólogo francés Le Bon.- Creo que no lo ha leído Macri, porque paga un costo político y económico mayúsculo con su política de concesión perpetua a un establishment variopinto de políticos, la mayor parte de los cuales fueron corresponsables de los desquicios del pasado y que hoy se presentan ante la sociedad recién bañados y peinados y con vana pretensión de reciclados.-
                               Hay ciertos momentos que necesitamos de un Presidente con puño en la mesa, que se pare en el centro de la escena y haga valer sus dotes presidenciales aún con el consiguiente costo político que ello conlleva.- En lo personal, a esta altura prefiero un veto a la ley de ganancias, que el desgaste insólito que llevan las negociaciones, aunque creo que terminará sucediendo esto último.- Será una victoria pírrica.-
                               Mayor sustento popular conseguirá para consolidar su gestión de gobierno, si en lugar de perderse en los vericuetos de la política  de intercambio permanente, algunas veces se pare ante los embates políticos y sociales y haga valer sus propios planes.- Apoyo va a tener, aunque la incógnita es saber si tiene planes para cada coyuntura.-
                                               Jorge Eduardo Simonetti
*Los artículos de este blog son de libre reproducción, a condición de citar su fuente
                              
                              
                              

Jorge Simonetti
<p>Jorge Simonetti es abogado y escritor correntino. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Nordeste. Participó durante muchos años en la actividad política provincial como diputado en 1997 hasta 1999 y senador desde 2005 al 2011.</p> <p>Se desempeñó como convencional constituyente y en el 2007 fue mpresidente de la Comisión de Redacción de la carta magna. Actualmente es columnista en el diario El Litoral de Corrientes y autor de los libros: Crónicas de la Argentina Confrontativa (2014) ; Justicia y poder en tiempos de cólera (2015); Crítica de la razón idiota (2018).</p>
https://jorgesimonetti.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *