Constitución de la Provincia de Corrientes continuismo hegemonismo prórroga de mandatos reelección reforma constitucional reforma electoral reforma política

REFORMA CONSTITUCIONAL

Por JORGE EDUARDO SIMONETTI  
(*) Presidente de la Comisión de Redacción de la Convención Constituyente de 2007
“Durante los últimos treinta años, las reglas más democráticas en el país estuvieron vigentes en Corrientes, desde la Constitución de 1960 hasta la sancionada en 2007” (Miño-Busmail, 2015)
                               Para que el burro tire del carro, hay que ponerle una zanahoria delante.-
                               Como las reformas constitucionales no forman parte de las urgencias y preocupaciones de la gente común, terminan resultando sólo una cuestión de políticos, y  para los políticos, la zanahoria es el poder.-
                               Dada nuestra pobre cultura política, los cambios constitucionales en la Argentina (Nación y Provincias),  vinieron siempre tirados por la ambición del continuismo, el resto fue maquillaje.-
                               Aun  así,  se lograron trascendentes mejoras en los derechos y en las instituciones, aunque también se cometieron los peores agravios contra la democracia, como las reelecciones indefinidas.- Un período intermedio es el ansiolítico democrático para curar o paliar la patología continuista.-
                               Desde el oficialismo nacional, se apura una reforma  para unificar el calendario electoral, con una visión más empresarial que política, una característica exageradamente evidente en la administración de Cambiemos.-
                                Sacrificar principios en nombre de pretendidos ahorros financieros y de molestias para los votantes, no es bueno para el sistema.- En los tres niveles del estado (nacional, provincial y municipal) debe votarse cada dos años, es inevitable.-El costo electoral es indispensable para el sistema democrático, la cuestión es gastar adecuadamente, y, lo principal,  no emplear los dineros públicos para el financiamiento directo o indirecto de campañas de los partidos en el poder.-
                               En Corrientes, con ese argumento, se intenta una reforma constitucional que no entusiasma.- A decir verdad, no hay  una razón poderosa que reclame la unificación de mandatos, tampoco una para mantenerlos escindidos.-
                                Lo que debe impedirse es la unificación del calendario electoral, votar un mismo día para Presidente y para Gobernador.- Esto último es lo que prohíbe, atinadamente, la Constitución de la Provincia del Chaco.-
                               La coincidencia de fecha para la elección de los ejecutivos de ambos niveles institucionales, tiene el efecto negativo de restar importancia a la elección provincial y provocar el efecto arrastre de la boleta presidencial en su formato sábana.-
                               La única manera más o menos idónea de hacer coincidir ambas categorías ejecutivas en una misma fecha electoral, sería la introducción de la “lista única”, obviamente con jerarquía constitucional.- Como dijera Alberto Dalla Vía: “Nuestro federalismo seguirá siendo raquítico si sólo es una estrategia para “despegarse” del “efecto arrastre” presidencial…la boleta única es una opción más clara para los votantes”.-
                               En el “Indice de Autoritarismo en las Constituciones Provinciales” (escala de 0 a 1), publicado por Juan Andrés Miño y Alfredo Rafael Busmail (“Democracia y Elecciones”, El Ateneo, 2015), elaborado en función de siete variables, las Constituciones de Corrientes (índice 0,21) y de Mendoza (0,21) encabezan la nómina de las  cartas magnas menos autoritarias del país, estando en los dos últimos lugares (las más autoritarias) las de Santa Cruz (0,89) y Formosa (0,93).-

                               No puedo anticipar si la Legislatura contará con las voluntades necesarias para decretar la necesidad de la reforma (que presumo parcial).-
                               Pero hay que advertir desde ya, que la reforma no debe destruir lo que se ha construido para que Corrientes tenga hoy la Constitución más democrática del país.- Si hay reforma, que ella sirva para más democracia, más república, mas federalismo, más autonomía municipal.-
                               Me permito señalar, en consecuencia, algunos puntos que acercarán el objetivo expuesto, sin perjuicio de otros que puedan indicarse.-
1°) No a la reelección indefinida ni por más de un mandato consecutivo,  tampoco  la prórroga de mandatos, en la categoría de Gobernador y Vice.-
2°) Eliminar la  actual reelección indefinida de legisladores: Incorporar en la norma una sola reelección consecutiva, tal como ya es para el caso de Gobernador y Vice, Intendente y Concejales.-
3°) Prohibir la simultaneidad electoral para Gobernador y Vice y Presidente y Vice, o establecer constitucionalmente la “lista única”,  a los efectos de evitar el efecto arrastre de una misma boleta sábana.-
4°) Mantener sólo la facultad del veto total del Poder Ejecutivo: No al veto parcial, como existe en la Constitución Nacional, porque sería ampliar las facultades legislativas del Gobernador (poner en vigencia una ley en la parte no vetada), con la consecuente lesión a la división de poderes.-
5°) No al sistema de enmienda constitucional, porque sería incorporar un mecanismo permisivo que posibilita las reformas hegemónicas basadas en mayorías circunstanciales.- Fue de esta manera como los autoritarismos introdujeron las reelecciones indefinidas.- El objetivo es mantener el actual sistema, de manera tal que deba exigirse un consenso amplio para cambiar la carta magna, e impedir la tentación de modificaciones circunstanciales para concentrar el poder.-
6°) No a la distritación uninominal para la elección de legisladores (sistema en que el partido mayoritario obtiene la única banca en juego), porque favorece su manipulación estratégica y la desproporcionalidad territorial.- Mantener el actual sistema de distrito único.-
7°)  No al sistema de mayoría y minoría en la distribución de bancas, manteniendo el método de representación proporcional, que posibilita la representación adecuada de todo el arco político, impidiendo la sobre representación de la fuerza mayoritaria.-
8°) Prohibición de la boleta sábana, que permite el efecto arrastre de los cargos legislativos, adosados a las candidaturas ejecutivas.- Cualquier representante elegido por arrastre de otra categoría, es distorsivo de la verdadera representación popular.- El sistema de boleta única corrige algunos vicios y fomenta el voto cruzado (voto consciente para el legislador de preferencia del votante).-
9°) Unificación de los sistemas de participación popular a nivel provincial y municipal, actualmente diversos en nuestra Constitución.-
10°) Eliminación de la limitación porcentual para los Concejos Deliberantes (art.231), que sólo han perjudicado a los  legislativos de municipios pequeños.-
11°) Fortalecer la cláusula de integridad de los recursos municipales, impidiendo que el Poder Ejecutivo Provincial pueda realizar descuentos unilaterales.-
12°) Incorporar con jerarquía constitucional, la prohibición de la transferencia del sistema previsional provincial (IPS) a la órbita nacional.-
13°) Laboralización de la relación de empleo público, obligando a la realización de paritarias para el establecimiento del régimen laboral y del salario.-
                               Los hombres pasan, las instituciones quedan.- No por intereses circunstanciales de poder, perdamos los principios liminares de la convivencia pacífica y civilizada, que están consagradas en el libro cívico de mayor importancia.-
                               Repito: nuestra Constitución Provincial está a la cabeza de los ordenamientos con mayor índice de apertura democrática en todo el país.- Es un valor que debemos preservar.-
                               Si no hay reforma, nada sucede.- Si la hay, que no sea una cuestión sólo de la cofradía política,  resulta fundamental constituir una agenda democrática, republicana, federal y autonómica, que aleje los demonios de la tentación hegemónica, con la participación de la ciudadanía.-
                               Destruir lo construido es más fácil que haber llegado hasta aquí.-
                              
                              
                              
                              
                              

Jorge Simonetti
<p>Jorge Simonetti es abogado y escritor correntino. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Nordeste. Participó durante muchos años en la actividad política provincial como diputado en 1997 hasta 1999 y senador desde 2005 al 2011.</p> <p>Se desempeñó como convencional constituyente y en el 2007 fue mpresidente de la Comisión de Redacción de la carta magna. Actualmente es columnista en el diario El Litoral de Corrientes y autor de los libros: Crónicas de la Argentina Confrontativa (2014) ; Justicia y poder en tiempos de cólera (2015); Crítica de la razón idiota (2018).</p>
https://jorgesimonetti.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *