coparticipación federal cristina federalismo gobernadores Macri reclamo sumisión unitarismo

DE LA SUMISIÓN UNITARIA AL RECLAMO FEDERAL

GOBERNADORES SIN HISTORIA.- En nuestro país, se escucha por estos tiempos el debate de temas casi olvidados.- Uno de ellos, lacoparticipación federal de impuestos, se ha constituido en el reclamo de los gobernadores provinciales al nuevo gobierno de Macri, en especial de los mandatarios peronistas o del Frente para la Victoria, que se han reunido días pasados con el Ministro Frigerio.-
                               La cuestión merece, a mi juicio, dos lecturas, una desde el ángulo ético del planteo y la otra desde su costado institucional.-
                               Seguramente el lector, como yo mismo, de alguna manera vimos conmovidos nuestro equilibrio emocional al observar que aquellos que, ayer nomás, fueron cómplices silenciosos del unitarismo más explícito y descarnado, hoy se conviertan en valerosos defensores del sistema federal.-
                               El kirchnerismo produjo la peor y más formidable distorsión del federalismo político y fiscal que tenga conciencia nuestro país.- Se quedó con los recursos de las provincias y formó una gran caja, para repartir entre los amigos que se callaban la boca y aplaudían.- Y de ello son directamente responsables la mayoría de los gobernadores y legisladores nacionales del palo, que se sentaban en las graderías de Cristina para aplaudirla, mientras ella, con la mano izquierda de la extorsión, la amenaza o el soborno, les llenaba los bolsillos de billetesque compraban sus cobardes conciencias, las que hoy parecen haber recuperado la valentía federal.-
                               Como nunca en la historia argentina, la Nación en tiempos kirchneristas concentró recursos, se quedó con el 76% de la totalidad de la recaudación, dejando para las Provincias un exiguo 24%.- Obviamente, el reparto posterior del bolsillo de payaso, venía por el lado de la amistad y la sumisión política, en la que un argentino no era igual a otro argentino, un chaqueño valía (por dar un ejemplo) diez veces más que un correntino en materia de viviendas, y en tantas otras materias.-
                               ¿Dónde estaban esos gobernadores que hoy reclaman federalismo fiscal? Estaban debajo de las polleras de Cristina, como sumisos beneficiarios del reparto discrecional.-
                               Los correntinos sufrimos particularmente esta situación de virtual destrucción del sistema federal,  ya que el no alineamiento incondicional nos condenó a tener menos caminos, menos salud, menos educación, menos infraestructura, sueldos más bajos.- Vivir con lo nuestro fue la consigna, lograda con el sacrificio del millón de comprovincianos, víctimas propiciatorias de un sistema perverso de unitarismo y autoritarismo político.-

                               Resulta increíble observar como los Manzur, los Insfrán, los Alicia Kirchner y  muchos por el estilo, hoy parecen convertidos en paladines de la defensa de los derechos provinciales, cuando fueronprotagonistas fundamentales de un régimen que convirtió a los gobernadores en meros gestores de buenos oficios y a las provincias en receptoras de dádivas y no titulares de derechos.-
                               La ética de los gobernantes está hecha añicos, porque con ello han demostrado que sus convicciones tienen la exacta medida de sus conveniencias políticas.- Si hay que aplaudir, aplauden, si hay que rogar, ruegan, si hay reclamar, bueno, también reclaman.- Gobernadores y legisladores con la ética bananera del vale todo.-
                               Abordando desde el ángulo institucional, la pregunta es si los reclamos son legítimos, si la coparticipación federal de impuestos es un tema importante y pendiente en la agenda nacional.- Mal que nos pese, aunque los protagonistas carezcan de autoridad moral para plantearlo, pocos asuntos hay más importantes que éste, pendientes desde hace mucho tiempo.- De su resolución, veremos si seguimos en la dinámica macrocefálica de hace tantos años, o comenzamos a revertir el raquitismo que afecta al cuerpo global de la argentina profunda.-
                               Y el tema salta a la discusión no porque el gobierno de Macri demuestre debilidad.- Al contrario, el reverdecer republicano lo posibilita, las instituciones y representantes comienzan a ejercer las verdaderas funciones para las cuales fueron electos, incluyendo a los propios peronistas que parecen haber recuperado la voz luego de un largo período de afonía, producto del  autoritarismo,  las amenazas,  la extorsión y, sobre todo, el silencio de la complicidad interesada.-
                               En el camino, el propio gobierno comete algunas torpezas evitables, pero conlleva la oportunidad de demostrar el verdadero cambio en el concepto de administrar: su política no es persistir en el error.- Y allí está la verdadera fortaleza de Macri, su personalidad le posibilita hacer segundas lecturas sin que por ello vea mellada su autoridad.- Ha pasado con las designaciones en la Corte, también con el aumento de coparticipación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.-
                               El fallo de la Corte, de noviembre de 2015, que dispone la devolución a las Provincias de Córdoba, Santa Fé y San Luis, de las retenciones  del 15% de la masa coparticipable bruta destinadas al Anses, que se realizaron de manera inconstitucional desde 2006, debe beneficiar a todas las provincias por un elemental principio de equidad institucional.-
                               En tal caso, el estado nacional debe devolver a los estados provinciales, la friolera de $174.697 millones (a valores históricos, a lo que se sumarán intereses y actualización monetaria) del período 2006-2015, que equivale al 7,8% del PBI, que se elevaría al 9% del PBI si se incluye 2015.- Este es uno de los tantos explosivos financieros que el gobierno anterior dejó sembrados, para que explotaran en el período siguiente.-
                               Estos recursos, inconstitucionalmente detraídos a las provincias durante nueve años continuos, fueron a engordar la caja de los Kirchner destinada a la política populista de su gobierno.- Con provincias pobres, un Anses rico y un gobierno  nacional que se sirvió permanentemente del mismo para financiar su fenomenal déficit,  hoy es el presente griego que recibe Macri, y que puede desfinanciar peligrosamente las prestaciones sociales.-
                               Sin dudas que los mismos corresponden por derecho propio a las Provincias, y deberán volver a sus legítimos propietarios: los pueblos del interior del país.- Es por ello, que corresponde iniciar el verdadero debate del sistema federal: la coparticipación de los recursos, pero hacerlo no con la metodología del “toma y daca”del intercambio de favores y conveniencias, sino con la seriedad de la elaboración de una estructura federal que difunda progreso a toda la geografía nacional, terminando con los desequilibrios y las injusticias que condenaron al norte argentino a ser la región más pobre de la geografía argentina.-
                               Doce años continuos de una agenda impuesta por el Poder Ejecutivo, borraron del mapa de las cuestiones pendientes la discusión de temas centrales de la política argentina.- Gobernadores obedientes, legisladores dispuestos a levantar la mano sin chistar, configuraron el combo peligroso que hoy se presenta a la mesa del debate central.-
                               Y como el gobierno se recibe sin beneficio de inventario, las deudas económicas, sociales y políticas de la herencia kirchnerista, deberán ser asumidas por Macri, una de ellas la de romper con la hegemonía centralista de los recursos y recuperar las instituciones provinciales en su integralidad.-
                               Obviamente, paso a paso, con el ritmo necesario, y fundamentalmente con diálogo serio y responsable, porque el tiempo de las imposiciones, los silencios, las complicidades, los aprietes, ha pasado.-Hoy es el turno de la república.-
                                               Jorge Eduardo Simonetti
                              
                              
                              
                                
                              
                              
                              

Jorge Simonetti
<p>Jorge Simonetti es abogado y escritor correntino. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Nordeste. Participó durante muchos años en la actividad política provincial como diputado en 1997 hasta 1999 y senador desde 2005 al 2011.</p> <p>Se desempeñó como convencional constituyente y en el 2007 fue mpresidente de la Comisión de Redacción de la carta magna. Actualmente es columnista en el diario El Litoral de Corrientes y autor de los libros: Crónicas de la Argentina Confrontativa (2014) ; Justicia y poder en tiempos de cólera (2015); Crítica de la razón idiota (2018).</p>
https://jorgesimonetti.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *