cancillería colonizar el estado cristina empleados públicos la cámpora máximo kirchner nombramientos pami sin capacitación

TRASCENDERSE

Colonizar el Estado con jóvenes sin capacitación.- El término “trascendencia” se refiere a la posibilidad de ir más allá de algún límite, superar las restricciones de un determinado ámbito.- Desde un punto de vista filosófico, el concepto de trascendencia incluye además la idea de superación o superioridad. En la tradición occidental, la trascendencia supone un «más allá» del punto de referencia.- Trascender significa la acción de «sobresalir», de pasar de «dentro» a «fuera» de un determinado ámbito, superando su limitación o clausura.-
                               La personalidad de los líderes políticos tiene, como elemento motorizador casi fundamental, la ambición de poder; quién no la tenga difícilmente podrá llegar a posiciones de liderazgo.- Mantener el poder formal y material del Estado, tanto cómo se pueda, es un objetivo de los gobernantes de cualquier signo político, a veces desarrollado en sucesivos  mandatos y otras, cuando no pueda estirarse ya más la cuerda constitucional,  a través de “herederos” designados entre sus acólitos.-
                               La continuidad en el manejo de los resortes del estado, es una droga poderosaque obnubila al más pintado, al más “demócrata”, al “republicanista” más fanático.- La posibilidad de la reelección, en muchos casos sin límites por imperio de la modificación del ordenamiento constitucional, quita el sueño de casi todos los mandatarios.- Algunos, con mayor vergüenza, lo ocultan y no ceden; otros, olvidan principios y encaran, difundiendo una imagen de “indispensables” de los que el cementerio está lleno.-

                               En este 2015, Cristina ha llegado a un punto del camino que no tiene disyuntiva ni segundas opciones.- No pudiendo ser reelecta,  estamos a punto de culminar el proceso comicial de elección de su sucesor.- Sabe, entonces, que le espera el bronce o el olvido.-
                               “Trascenderse” es ir más allá de sí mismo, superar los límites de la propia materialidad.- Obviamente, es para elegidos, sólo unos pocos estampan su huella en los caminos de la historia, y serán recordados por haber dejado como herencia algo más que sus propias debilidades.- Por dar dos ejemplos: Mahatma Gandhi y Nelson Mandela.- 
                               En estas mismas páginas, alguna vez hemos dicho que  “de administrador a gobernante es una escala de la gestión; de gobernante a estadista,  un paso a la historia”.- Tengo para mí que la Presidenta piensa que tiene un lugar de privilegio reservado en el altar de la patria.-
                               El tiempo dirá si Cristina pasará a la historia, por ahora parece no ser una de sus preocupaciones principales o más urgentes.- Hoy, está más dedicada a consolidar su propia materialidad cuando abandone el poder formal, es decir a crear los mecanismos que le permitan el manejo de los resortes burocráticos de distintas áreas del estado, para garantizarse impunidadlimitar la posibilidad de autonomía de su propio delfín o de quién gane la elección y mantener su influencia política.- ¿Qué sueña con un regreso en 2019? Es muy pronto para saberlo.-
                               No parece ser casual que, luego de doce años en que el kirchnerismo se dedicó a incrementar el manejo centralizado de la caja,  el Poder Ejecutivo haya remitido un proyecto de presupuesto para 2016, disminuyendo recursos para la Nación y aumentándolos para   las Provincias.- Este sorpresivo ataque de “federalismo”, sin dudas está destinado a socavar al sucesor.-
                               Las repetitivas cadenas nos demuestran que Cristina está convencida que tiene  “escriturado” el Estado a su favor, haciendo honor a las sentencias de los Luises franceses,  del “Rey Sol” (Luis XIV): “L’état c’est moi” (el estado soy yo), y de su hijo, “después de mí, el diluvio”(Luis XV).- La megalomanía es una condición psicopatológica caracterizada por fantasías delirantes de poder, relevancia, omnipotencia y por una inflada autoestima.-
                               De cualquier modo, sin seguridad de trascender para la historia ni de manejar a su sucesor, la Presidenta se fue asegurando el copamiento paulatino de muchos resortes del Estado que, según su visión,   le responderán o dificultarán la tarea del futuro Presidente.-
                               Según la denuncia presentada ante la justicia federal por la diputada nacional y candidata presidencial, Margarita Stolbizer, desde su asunción en 2007, Cristina designó 80.994 empleados públicos, expresando que “existe un reclutamiento masivo en el Estado para favorecer a militantes, familiares y amigos del kirchnerismo con nombramientos que no cumplen los requisitos legales”.-
                               Los lugares preferidos son el PAMI, que duplicó su cantidad de empleados, dónde La Cámpora con sus militantes, sin preparación e incumbencia técnica, llenó  cargos directivos de “coordinadores” del organismo; Aerolíneas Argentinas, en la que Recalde, según lo dice Franco Rinaldi en su libro “Aerolíneas Argentinas, 2000 días de pérdidas”, incrementó de 7000 a 11.500 los empleados, la mayoría integrantes de la agrupación juvenil que nada tienen que ver con la actividad aeronáutica; la flamante Agencia Federal de Inteligencia (ex SIDE),que incorporó entre 200 y 300 jóvenes camporistas sin título y con tan sólo un curso acelerado de “espía” de 20 días; la Cancillería, que es controlada por Kicillof en el área económica, y la mayoría de los 140 cargos críticos están ocupados por la juventud rentada del kirchnersimo, sin las capacidades que se exigen para pertenecer al personal del servicio exterior de la Nación.- Así, sigue la lista.-
                               Cómo puede verse, el brazo joven del modelo que nació en el sur,  es más una agencia de colocaciones del estado que una organización política.- Al contrario de lo que podría pensarse de una agrupación política juvenil, la impronta de  su éxito estriba en la increíble cantidad de integrantes que están mamando de la teta estatal y no en, por ejemplo, su militancia universitaria, con la que no ganó una sola elección en ninguna facultad.- Cómo puede apreciarse, la mascota se parece a su dueño: Máximo, su creador, no tiene preparación, títulos ni oficio conocidos, cómo  muchos de los militantes de su agrupación que ocupan puestos públicos.-
                                En el ámbito legislativo, Zanini será un fiel custodio de la herencia cristinista, rodeado de muchachos de “paladar negro” que hoy ocupan escaños o son candidatos para asumir el 10 de diciembre, cómo los correntinos Piti Aragón y Camau Espínola.-
                               En el Poder Judicial, la herencia está asegurada.- Según fuentes del Consejo de la Magistratura, Cristina y Néstor designaron casi a casi 600 jueces nacionales y federales, casi el 60% de los mismos, obviamente mucho de los cuáles son simpatizantes de la agrupación interna “Justicia Legítima”, una entidad militante dentro del ámbito de la toga y el estrado que actúa indisimuladamente como brazo judicial del kirchnerismo.-
                               Haciendo honor al dicho “a dios rogando y con el mazo dando”, el oficialismo no tiene un pelo de zonzo, no milita cómo los melenudos del setenta, desde el fusil, la clandestinidad y la lucha.- Hoy los métodos son otros, se “hace la revolución” desde los mullidos sillones públicos, los buenos sueldos estatales y el manejo de resortes del poder.-
                               Si no se está seguro de “transcenderse”  a través de obras e ideas que hayan quedado insertas en la comunidad, se debe intentar garantizar la continuidad del mando estatal, para ello Cristina ha colonizado conveniente todas las áreas del Estado, los tres poderes, con funcionarios, legisladores y jueces que, piensa ella, le garantizarán continuidad.-
                               Pero ¡cuidado!, que la idiosincrasia del ser humano casi invariablemente lo lleva a actuar conforme al apotegma “muerto el rey, viva el rey”.- En éso, nadie le gana al peronismo,  que a través de su historia demostró repetidamente que sabe seguir al que porta la lapicera.- Si no lo creen, pregúntenle a Scioli.-
                                                       Jorge Eduardo Simonetti
                              
                              
                              
                              
                              
                              
                              

Jorge Simonetti
<p>Jorge Simonetti es abogado y escritor correntino. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Nordeste. Participó durante muchos años en la actividad política provincial como diputado en 1997 hasta 1999 y senador desde 2005 al 2011.</p> <p>Se desempeñó como convencional constituyente y en el 2007 fue mpresidente de la Comisión de Redacción de la carta magna. Actualmente es columnista en el diario El Litoral de Corrientes y autor de los libros: Crónicas de la Argentina Confrontativa (2014) ; Justicia y poder en tiempos de cólera (2015); Crítica de la razón idiota (2018).</p>
https://jorgesimonetti.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *