arturo colombi pasar al bronce reforma constitucional de 2007 reforma política y electoral ricardo colombi

LA REFORMA TODAVÍA ES POSIBLE

RICARDO COLOMBI
 “Para que un país sea republicano y libre, no basta que lo diga su constitución, es preciso que lo permita su inteligencia” (Eustorgio Salgar, Presidente colombiano 1870-1872)
                               Ricardo Colombi y la reforma constitucional han conformado un noviazgo de muchos años, tienen una historia común de odios y amores, de encuentros felices y fatales rompimientos, las pasiones fueron siempre muy fuertes en la relación.- Varias veces el caballero intentó colocarle el anillo matrimonial a la esquiva dama, otras tantas ella rehusó el convite en desdeñosa actitud.-
                               Paradójicamente, la dama formalizó con el otro Colombi en 2007,lográndose una amplia reforma de la Constitución Provincial que incluyó la cláusula de reelección.- Pero, casquivana ella, no le sirvió al primo Arturo para lograr la propia duplicación de su mandato.-
Tres intentos y tres fracasos obtuvo el actual gobernador en su propósito de reformar la constitución provincial
                               Tres veces intentó Ricardo la reforma y tres veces fracasó.- ¿egoísmo opositor, falta de credibilidad, intento de perpetuación, inhabilidad de los operadores, estrategias equivocadas, visión política estrecha,  o todas juntas, o ninguna? Raro para un gobernador que supo mantener en el tiempo su buena imagen.-

                               En 2003 el gobierno radical del entonces Frente de Todos presentó su primer proyecto de reforma,  que fue rechazado en Cámara de Diputados en octubre de 2004.- Lo repitió en febrero de 2005, con el acompañamiento del recordado Bloque Ferré del Senado, y la paradójica negativa de quién es hoy su vicegobernador, Ricardo Canteros   y los legisladores de su partido Proyecto Corrientes.- Volvió a naufragar en vano intento de obtener los dos tercios necesarios.-
Esa discordante empatía constituyente no le impidió, sin embargo, cosechar su reelección, producto de la reforma de 2007
                               Pasó el tiempo, y la dama que le rechazó dos veces las alianzas matrimoniales, sin embargo le entregó a Ricardo lo que le negó a Arturo, la posibilidad de convertirse, reelección mediante, en el gobernador de Corrientes de mandato más extenso en toda su historia.-
                               ¿Y eso es todo? No.- Hombre porfiado e insistidor, volvió con los anillos a intentar una tercera propuesta, sin darse cuenta que aparentemente había agotado su crédito pasional.- A mediados del corriente año, nuevamente un proyecto de reforma constitucional aterrizó en la legislatura.- Tercera propuesta, tercer rechazo.-
                               Definitivamente, no hay piel entre la reforma constitucional y Ricardo Colombi.- Ni su habilidad de buen administrador, ni su astucia política están en cuestión, nadie que no tenga condiciones especiales logra concretar una carrera política como la suya, pero el cambio de las reglas constitucionales no es lo del mercedeño.-
                               En esta última oportunidad, la propuesta venía de la mano del gobierno nacional de Macri, que se propone una reforma electoral para modernizar el sistema,  pivoteando en la boleta única electrónica y en  una simultaneidad electoral Nación-Provinciasque posibilitara la unificación de la administración comicial y del escrutinio.-
                               Atrapados en el mito tecnocrático y el economicismo electoral, el pragmatismo reduccionista de Cambiemos jugó fuertemente para unificar posiciones, fechas y sistemas en todo el país, como si los principios políticos de la Argentina fueran cuestiones de segundo orden que ceden al embrujo de la tecnología.-
                               Con ello, se ignoró que el federalismoaconseja todo lo contrario: no unificar sino separar las fechas electorales de los estados locales con los de la Nación, para evitar el efecto arrastre de la boleta presidencial y así posibilitar que los electores pongan también la lupa en los candidatos locales.-
El sistema político y electoral de Corrientes es vetusto y poco trasparente.- Para modificarlo, basta una ley.-
                               Aprovechando la ola nacional, en nuestra provincia se pretendió reformar la Constitución Provincial con la teoría de la unificación de mandatos con la Nación.-
                               Una sutil pero significativo detalle hacía la diferencia: no es lo mismo la unificación de mandatos (que sí supone una reforma constitucional), con el requerimiento macrista de la unificación del calendario electoral (fecha de los comicios), que  se alcanza con sólo una ley o simplemente con la convocatoria ejecutiva.-
                               Lo cierto es que la pretensión de ECO de una reforma constitucional de un mandato corto de dos años, sumados a todas las otras propuestas que sirvieron para adornarla, quedó trunca por el rechazo sufrido en el ámbito de la Cámara de Diputados días pasados.-
                               Pero las pasiones que nunca están ausentes de la política, han impedido hasta el momento visualizar que en Corrientes la reforma es todavía posible para regir en los comicios de 2017, más que posible es necesaria hacerla cuanto antes.-
                               Claro está, cuando hablo de reforma no me estoy refiriendo a las endebles propuestas que integraron la intentona constitucional frustrada, sino a aquéllas de nivel infraconstitucional, fundamentales para democratizar y modernizar el sistema político correntino.-
                               Tiene Ricardo Colombi la singular oportunidad de dejar su sello en la historia provincial, enviando un proyecto de leyque propicie la modificación del sistema electoral y político de la Provincia de Corrientes.-
                               La ley provincial de partidos políticoses vieja y perimida, no contempla –entre otras cosas- la realización de las internas obligatorias para el nivel provincial, permite una alquimia electoral contraria a los intereses democráticos, mantiene en la oscuridad el sistema de financiamiento de los partidos y de las elecciones.-
                               El código electoral provincial es también antiguo, conserva las listas sábanas en las que el candidato taquillero lleva al resto prendido de su saco, no separa categorías, no promueve la participación activa del elector, tampoco la trasparencia y el control democrático, ignora la boleta única, la cuestión tecnológica está ausente, entre tantas otras cosas.-
Las fortalezas de la actual conformación legislativa, no estuvieron precisamente en el dictado de leyes trascendentes para la calidad institucional
                               Las últimas leyes verdaderamente importantesque modificaron cualitativamente la impronta institucional de la Provincia de Corrientes, fueron dictadas hace varios años como complementarias de la gran reforma constitucional de 2007.-
                               Las fortalezas del gobierno de Ricardo Colombi y de la legislatura de los últimos tiempos, no estuvieron precisamente en la sanción de normas trascesndentes, pueden contarse con los dedos de una mano, menos aún que tuvieran que ver con la calidad institucional.- Cuesta encontrar, en los últimos cinco años, alguna ley de importancia en el sentido expuesto.-
                               Ser un administrador eficiente, un piloto de tormentas eficaz, un andador incansable, le permitirá al actual mandatario ser recordado por las generaciones actuales.-
                               Pero pasar a la historia, quedar en la memoria colectiva de una sociedad, dar el salto cualitativo de gobernador a estadista, sólo se logra reformulando los viejos esquemas políticos y sociales que traigan cambios permanentes y valederos.-
                               El voto electrónico o la boleta única, la eliminación de las listas sábana, las exigencias para la constitución de nuevos partidos políticos, la acreditación de idoneidad mínima de los candidatos, la capacitación del ciudadano, la profesionalización del sistema electoral, entre muchos otros temas, constituyen parte de la materia pendiente en la reforma política y electoral que hay que encarar cuanto antes.-
Con el tiempo escaso para sancionar nuevas reglas políticas y electorales para 2017, tal vez sea la oportunidad justa de pasar al bronce
                               En 2012 escribí en estas páginas que era tiempo para la reforma política y electoral en la Provincia de Corrientes.- En 2013, dije que se le presentaba a Ricardo Colombi la magnífica oportunidad de gobernar para el bronce en su segundo mandato consecutivo.-
                               Hoy digo que, aun con escaso tiempo, es momento de la reforma legal, el último momento en que confluyen la necesidad legislativa de un cambio estructural en partidos y elecciones con la oportunidad del actual mandatario de pasar el bronce.- Lo intentará?
                                                           Jorge Eduardo Simonetti
*Los artículos de este blog son de libre reproducción, a condición de citar su fuente     
                              

Jorge Simonetti
<p>Jorge Simonetti es abogado y escritor correntino. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Nordeste. Participó durante muchos años en la actividad política provincial como diputado en 1997 hasta 1999 y senador desde 2005 al 2011.</p> <p>Se desempeñó como convencional constituyente y en el 2007 fue mpresidente de la Comisión de Redacción de la carta magna. Actualmente es columnista en el diario El Litoral de Corrientes y autor de los libros: Crónicas de la Argentina Confrontativa (2014) ; Justicia y poder en tiempos de cólera (2015); Crítica de la razón idiota (2018).</p>
https://jorgesimonetti.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *