#COLUMNASIMONETTI palabras

LAS PALABRAS NO SON SOLO PALABRAS

     Soy escritor,  eso  al menos me han hecho creer mis amigos, y en días tan oscuros de pandemia he puesto en fuerte entredicho el intrínseco valor de las palabras.
      Frente a esta época de dolor profundo, de muertes solitarias, de sufrimiento sin consuelo, de entierros sin cortejo ¿de qué sirven las palabras?
     Algunos piensan que solo importan los hechos, que las palabras son sólo eso, palabras, y como tales no curan, no alivian el sufrimiento de los enfermos, no evitan la muerte, tampoco la soledad.
     Pero quienes así razonan,  se olvidan que las palabras son las que nos definen como personas y, en tal carácter, son el instrumento más formidable de la existencia humana.
     Las palabras no solo representan realidades, también las construyen o las destruyen.  Si señor,  las palabras no son inocuas, pueden traer la mayor de las felicidades o el peor de los tormentos.
     Y concluyo que toda acción humana termina en palabras, en esas palabras que se expresan para gritar nuestro dolor o festejar nuestra alegría, para consolar al sufriente,  rescatar al extraviado,  alentar al que lucha. O simplemente con esas que se callan, que quedan guardadas en la mente y atesoradas en el corazón.
     Por eso digo,  señor, que las palabras son mucho más que palabras. Las palabras,  según entiendo,  son la vida misma..
     Entonces no son tiempos para guardarnos las palabras,
construyamos con ellas esperanza para el enfermo, consuelo para el doliente, compañía para el solitario, aliento para el que arriesga su salud para atender la de su prójimo.
      Si no son momentos de estrechar los cuerpos, abracemos y besemos con palabras pues, que las palabras también construyen abrazos y besos porque construyen humanidad. Utilicémoslas para curar, aliviar,  acompañar o despedir.
     Los médicos también alivian con palabras. Aunque hayan medicamentos que curen o vacunas que prevengan, las palabras bien dadas son la mejor medicina para el cuerpo y para el alma.
          Es el tiempo de las palabras, siempre lo fue, porque las palabras no son sólo palabras, son la vida misma…
Jorge Simonetti

Jorge Simonetti es abogado y escritor correntino. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Nordeste. Participó durante muchos años en la actividad política provincial como diputado en 1997 hasta 1999 y senador desde 2005 al 2011.

Se desempeñó como convencional constituyente y en el 2007 fue mpresidente de la Comisión de Redacción de la carta magna. Actualmente es columnista en el diario El Litoral de Corrientes y autor de los libros: Crónicas de la Argentina Confrontativa (2014) ; Justicia y poder en tiempos de cólera (2015); Crítica de la razón idiota (2018).

https://jorgesimonetti.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top